CONTACTO

HISTORIA

INICIO

AGENDA

ANTECEDENTES HISTÓRICOS

Cobquecura tuvo su origen en una agrupación de pobladores en calle Rehue y Cuartos Verdes en la época colonial, cuando aún funcionaba la Real Audiencia en la Villa de Concepción de Penco. Se le asigna el carácter de fundador al Cacique Alejandro Piceros Carampangue, el 11 de Enero de 1575. El Cacique Piceros fue en su tiempo, el personaje más rico de la comarca. Usaba un Báculo de mando con empuñadura de oro macizo, para administrar justicia en representación y nombre de la Real Audiencia y/o en actos solemnes. Agricultor, dueño de hacienda, rostro ancho, severo, de color mate, desbarbado, alto y corpulento; lucía en sus orejas dos pendientes de oro fino.

 

Las tierras del Cacique Piceros y sus inquilinos, correspondían a una parte de las haciendas de doña Inés de Suárez y en virtud de habérsele reconocido favorablemente sus títulos en las propiedades rurales de Cobquecura, el cacique Picero concedió gratitud testamentaria, los terrenos que ocuparían la Iglesia, la Plaza de Armas y el Cementerio local; según informe del Obispo de Concepción don Pedro Ángel Espiñero al Gobernador de Chile don Antonio Gil y Gonzaga, contando a la fecha la Aldea de Cobquecura con 2.118 habitantes.

En virtud del rango, emprendimiento y espíritu público del Cacique Picero Carampangue, la Real Audiencia formal cédula, le declaro ciudadano benemérito e hijo Ilustre y le otorgó título de fundador de Cobquecura.

 

Según la tradición, copias de la Real Audiencia en el Gobierno de la República, fue despachada y recibida por funcionarios de la Aldea con expresas instrucciones de hacer entrega en la primera sesión inaugural de incorporación de la muy Ilustre Municipalidad de Cobquecura en Cabildo abierto en la Plaza pública, en la persona de la joven Vitalina Picero, a la sazón heredera de los bienes raíces y del bastón de mando de su antepasado.

PATRIMONIO ARQUITECTÓNICO

El casco histórico de Cobquecura, hasta antes del Terremoto de 2010, era un ejemplo muy bien conservado de la arquitectura y el urbanismo de influencia colonial española, propio de las ciudades chilenas de la zona central durante los siglos XVIII y XIX. Su imagen urbana corresponde a la fisonomía que tuvieron las actuales grandes ciudades de Chile en esos siglos.

 

Dentro de sus cualidades arquitectónicas destacan la fachada continua en un piso, con vanos rítmicos y pequeños, predominando el lleno sobre el vacío. En lo urbanístico, la calle queda configurada por el muro a través de la fachada continua y los cierros exteriores de piedra laja, usados como jardines verticales. El trazado vial de sus calles tiende a la retícula ortogonal, aunque sin llegar a configurar manzanas en damero,

sino que de formas rectangulares y disparejas. En cuanto a los materialesusados, es especialmente singular el uso de piedra pizarra en forma de laja, en muros, cierros y veredas, como también la presencia de arquitectura en tierra en diversos sistemas constructivos, como adobe, tapial, tabique y otros, y la techumbre con cubierta de tejas de arcilla artesanales.

 

Por estas cualidades, una amplia zona del casco histórico de Cobquecura fue declarada Monumento Nacional en la categoría Zona Típica en mayo de 2005, por unanimidad de los miembros del Consejo de Monumentos Nacionales. El patrimonio tangible inmueble de la zona típica se compone de 22 casas y 4 espacios urbanos (Calle Independencia, Plaza, Cerro el Calvario, Panteón Viejo). Dentro de la zona, se incluyen otros inmuebles de valor ambiental, igualmente de barro o piedra laja, y algunos elementos discordantes.3

 

Este valioso patrimonio de la arquitectura vernácula colonial forma parte de la identidad cobquecurana, y es fuente de ingresos por la actividad turística. Por todo lo anterior, se crearon planes de reconstrucción post-terremoto; sin embargo, la reconstrucción se tornó bastante lenta durante el tiempo inmediato al terremoto, correspondiente a los primeros 20 meses del sismo.4​ Por el contrario, las lluvias de los inviernos han deteriorado las viviendas que quedaron sin sus techumbres de tejas, magnificando los daños que fueron directamente causados por los sismos.

TERREMOTO DEL 2010

El sábado 27 de febrero de 2010 a las 03:34:17 AM (hora local), la localidad de Cobquecura fue arrasada por un violento terremoto de magnitud 8,8 Mw que sacudió casi la totalidad del país, y devastó las zonas centro y sur de Chile, teniendo su epicentro a apenas 18 kilómetros de la costa de Cobquecura, siendo esta una de las ciudades más afectadas. Aunque sólo 6 viviendas colapsaron producto del terremoto, muchas quedaron con severos daños, y en condiciones inhabitables, por el desprendimiento de pesados estucos de tierra y la caída de tejas de las techumbres.

 

Los habitantes de la localidad se encontraron sin energía eléctrica y agua potable durante más de 2 semanas luego del sismo; además, el pueblo estuvo aislado por 3 días, cuando por fin se pudo restablecer la Ruta N-50, principal acceso, y que se vio afectado por rodados. El transporte se repuso paulatinamente durante las semanas siguientes, al igual que la educación. La salud no sufrió graves alteraciones, a pesar de los daños producidos en los establecimiento salubres.

 

El centro urbano de Cobquecura, al estar alejado del mar, no recibió los efectos del tsunami, sólo construcciones aisladas ubicadas cerca de la costa.

BUCHUPUREO

El  pueblo de Buchupureo, se ubica a 13 kilómetros al norte de Cobquecura, en la Provincia de Ñuble. Se puede llegar desde Chillán haciendo la ruta Ninhue, Quirihue y Cobquecura y también se puede acceder a ella desde el norte pasando por los pueblos de Pelluhue y Curanipe. Buchupureo es un interesante atractivo turístico de la Comuna de Cobquecura, que concita la atención del visitante principalmente durante los meses de verano Enero y Febrero. Cuenta con extensas playas, aptas para la pesca deportiva de orilla y la práctica del Surf.

 

La vegetación del lugar conforma un espectacular verdor permanente, lo que sumado al inmenso mar conforma un paisaje maravilloso. Durante la fiebre del oro de California, Estados Unidos, Buchupureo constituyó un importante puerto de embarque de la producción de cereales destinadas al país del norte. A fines del siglo XIX, cuando aún se realizaban

actividades portuarias, la rada de Buchupureo estaba formada por una extensa playa arenosa; poco cóncava y bordeada por un cordón de sirtes sobre el cual rompe el mar pesadamente. Por aquella época, el caserío del pueblo lo conformaban tres bodegas y unas cuantas casa. Hacia 1880, la población no era superior a los 100 habitantes. Junto a las bodegas estaba el semáforo del puerto, y en sus proximidades se encontraba el único desembarcadero que por lo general se encontraba en mal estado.

 

Los recursos de aguas y víveres eran bastante escasos. El agua era vendida en pequeños barriles a razón de 12 centavos el barril de 35 litros. Los comestibles frescos sólo podían adquirirse en pequeñas cantidades, por lo que todo buque que tuviera a Buchupureo como puerto de destino, debía ir provisto de cuanto hubiere menester. Sin duda que el mayor desarrollo del puerto de Buchupureo dependía de la construcción de más y mejores vías de comunicación con las ciudades y pueblos de interiores. Lamentablemente esta necesidad nunca se vio satisfecha y lo que pudo haber sido un puerto de mucha importancia para las regiones limítrofes, es hoy día sólo un lugar con cierto atractivo turístico nacional.

 

También hemos podido establecer que hacia 1877, el puerto de Buchupureo disponía de dos astilleros donde se construían lanchas para satisfacer los requerimientos de los puertos del norte.

SEGURIDAD

TURISMO

DEPORTES

MEDIO AMBIENTE

EDUCACIÓN

CULTURA

TRÁNSITO

Municipalidad de Cobquecura  © 2017 - Independencia #300, Cobquecura, VIII Región de Chile - turismo@cobquecura.cl - Fono +56 42 197 6030 / +56 42 197 6037